Monday, November 19, 2007

Anglada: There are no excuses, USA played better


Los peloteros cubanos reciben sus medallas de plata. Foto: JOSÉ LUIS ANAYA


Despaigne demostró fibra en una situación difícil. Foto: JOSÉ LUIS ANAYA

18 de noviembre de 2007

Un Mundial de alto nivel. Dos cubanos en el Todos Estrellas


Sigfredo Barros, Enviado especial de Granma

TAIPEI.—Lo primero que me dijo Rey Anglada al regresar del estadio Tien-Mou al hotel Santos, después de bajarnos del ómnibus, donde por primera vez nadie habló, fue No hay excusas, ellos jugaron mejor. Y tenía razón. Los peloteros cubanos lucharon denodadamente por el triunfo... pero no pudieron. Fueron superados por un equipo norteamericano que defendió bien, lanzó mejor y fue incontenible a la ofensiva, razones por las cuales son ahora los campeones mundiales, tras su triunfo de seis carreras por tres.

Llamó poderosamente la atención la ofensiva desplegada por los norteamericanos. Los reportes de exploración afirmaban que eran bateadores de fuerza sacaron 11 pelotas más allá de los límites en la etapa clasificatoria, pero de poco tacto. En realidad los reportes fueron exactos: engulleron 10 ponches frente al pitcheo cubano, pero supieron hacer ajustes frente a cada lanzador cubano, todos con características diferentes, para no perder la paciencia, esperar a que la pelota llegara a la zona de contacto y, entonces, golpearla con fuerza con un swing corto y de mucha aceleración.

Nuestros lanzadores estuvieron bien durante la primera etapa, con un 1.65 de promedio, por 1.59 los estadounidenses. Pero Yadel no estaba en su noche, sin el control en las esquinas, que es su principal arma. Después, Norberto no pudo dominar al zurdo y no lo quité porque el juego estaba solo en el segundo capítulo y no podía prever lo que sucedería después. Ese segundo inning fue decisivo porque arrancar con tres debajo te limita la estrategia, te obliga a jugar al batazo.

El mentor capitalino me explica que la lesión de Elier Sánchez (salió a puro coraje, porque realmente no podía, la molestia en el hombro persiste), obligó a un cambio en la rotación, porque se pensaba en Elier para trabajar frente a Japón en semifinales y en Chapman para lanzarle a los norteamericanos.

No pudo ser, lamentablemente, como también perdimos desde los inicios a nuestro jardinero central regular y dos días después a la segunda base titular. Pero son cosas que pasan en cualquier deporte y hay que afrontarlas sin justificaciones. Si, así es el béisbol. Estados Unidos es ahora el campeón mundial y, sin embargo, perdió con Italia en la clasificatoria, un partido en el cual ellos jugaron mal, regalando seis carreras sucias, y sus rivales las supieron aprovechar. No hubo invictos, como sucedía tiempos atrás, y a eso se refería Anglada cuando me dijo:

Les ganamos a los australianos de puro milagro, porque este es un equipo que no se entrega y caímos ante Holanda. Hace poco tiempo atrás ellos dos no contaban en una competencia como esta. Ahora han adelantado una enormidad y hay que contar con ellos en cualquier competencia internacional, así sean los Juegos Olímpicos. Antes América dominaba a todos, hoy japoneses, taipeianos, etc, juegan al mismo nivel. Este ha sido un Mundial de categoría, nadie lo dude. Hasta los japoneses por poco pierden ante España, y Alemania le dio buenos partidos a más de uno.

Se necesita también renovación en el equipo, aunque es justo consignar la labor de dos de los más jóvenes, Aroldis Chapman y Alfredo Despaigne, el primero consagrado como el mejor pitcher zurdo del certamen y el segundo bateando mejor en los últimos partidos y jugando una posición que le es desconocida. Su importantísimo jit al jard ín derecho, impulsador de dos carreras, metió en el juego al equipo y levantó el ánimo de todos, como también las dos excelentes jugadas de Yulieski y Rudy, convirtiendo en outs dos metrallazos por el cuadro. No le pudimos ganar a los norteamericanos en el Preolímpico, en ambas ocasiones el lanzador abridor no pudo aguantar dos entradas: Palma no pudo sacar un out en La Habana y aquí Yadel no pasó del segundo inning. Nunca se pudo estar delante en el marcador y eso siempre complica la estrategia trazada antes de un juego.

La derrota, por supuesto, es dolorosa. Pero nos obliga a hacer las cosas mejor, a preparar una 47 Serie Nacional de mayor calidad que la anterior y a recordar que Beijing está a la vuelta de la esquina. No se gana nada con lamentaciones, se gana con más trabajo y mejor pensamiento.

JAPÓN, BRONCE

La selección japonesa, llegada aquí sin muchas pretensiones, se colgó al cuello las medallas de bronce de la XXXVII Copa Mundial, al blanquear a Holanda, 5-0, con una impecable labor monticular del derecho Tadashi Settsu, quien dejó en un jit a los tulipanes, con 6 ponches y sin regalar boletos. En el octavo entró el zurdo Kohei Hasebe (el único miembro del conjunto nipón que está en la nómina del Preolímpico de Asia), autor de los dos últimos ceros, permitiendo un sencillo. A la ofensiva el cuarto bate e inicialista Yasuyuki Saigo llevó la voz cantante, al batear de 2-2, con dos transferencias recibidas y dos carreras remolcadas.

CHAPMAN Y CEPEDA EN EL ESTELAR

El zurdo Aroldis Chapman y el jardinero izquierdo Frederich Cepeda fueron los dos cubanos escogidos para integrar el equipo Todos Estrellas del certamen. Los otros fueron Tadashi Settsu, lanzador derecho; Sydney de Jong (HOL), receptor; Yasuyuki Saigo, primera base; Jayson Nix (USA), segunda base y Jugador Más Valioso; Efrén Rodríguez (MEX), tercera base; Si-Hyun Son (KOR), torpedero; Trent Oeltjen (AUS) y Colby Rasmus (USA), los dos restantes jardineros; Maximiliano Di Biase (ITA), bateador designado y Hainley Statia (HOL), mejor jugador defensivo.

LAS RESTANTES POSICIONES

Sudcorea finalizó en el quinto lugar, al superar a la selección de Australia, 5-2, gracias a un triple del torpedero Si-Hyun Son, con las bases llenas, mientras que la séptima plaza fue ganada por México derrotando al deslucido equipo de Taipei de China toda una decepción luego de un buen comienzo, con el receptor José Félix bateando de 4-2, con 2 impulsadas y el abridor y ganador Juan Salazar Pérez estrucando a 7 rivales en seis entradas de actuación.

---

JG: Great interview of Anglada by Sigfredo Barros.

No comments: