Sunday, November 11, 2007

Cuba blanks Venezuela 10-0


Yadel Marti, Photo: Granma


JG, Reporter Extraordinaire.

In the fifth game of the 2007 Baseball World Cup, Yadel Martí, Cuba’s young star in the inaugural 2006 World Baseball Classic, pitched a superb game, allowing only one hit, and the island easily defeated Venezuela by the score of 10-0. The game was shortened to seven innings due to the international play mercy rule. Martí had a perfect game going, but Venezuela had a timely hit by Lino Conell in the bottom of the seventh. Martí was one out away from El Perfecto.

The slim right hander was in total control and the Venezuelan team was ineffective. No offense and two errors allowed Cuba to score three unearned runs and seven clean ones.

Cuba remains undefeated after five games, and it looks right now that it will have no problem qualifying for the finals, if it keeps on playing as well as they have in all their initial encounters.

Tomorrow is a day off, and Cuba will play the Thailand next.

---

Here is Granma's report:

Toda una disertación de buen pitcheo brindó el derecho Yadel Martí para convertirse en el héroe indiscutible de la quinta victoria consecutiva de Cuba en la Copa del Mundo de Béisbol que estuvo a solo un out de ver su primer juego perfecto en la historia de estos certámenes.

El derecho de la capital cubana fue realmente indescifrable para los bateadores de Venezuela. Su estricto control con la slider y la curva y con su recta en el momento que más dolía, con velocidad de hasta 94 millas por horas dejó a sus rivales sin respuesta en la caja de bateo.

Yadel puso la bola siempre donde él quería y desde el punto de vista táctico venció inobjetablemente a cada bateador. Cuando se le preparaban para la bola rápida llegaba la slider paseando por toda la zona de strike, lo cual hizo confundir a más de un adversario que siempre estuvieron obligados a intentar la conexión con envíos incómodo.

Otro tanto hizo con su curva, lo mismo en la esquina de afuera que en la de adentro, mostrando un dominio total de la zona de strike, a tal punto que solo tres bateadores precisaron a los jardineros cubanos. Primero fue Liu Rodríguez en inofensivo palomón a la zona corta del izquierdo, luego en el séptimo Dirimo Chávez hizo lo mismo al derecho, hasta que en ese mismo capítulo y a solo un out de la gran hazaña, pues Cuba ganaba por 10, marcador de KO, el tercer bate, Lino Conell le pegó un buen jit a la pradera derecha.

De cualquier forma el aplauso para Yadel que hizo latir los corazones de cada cubano despierto en la madruga de este día 11 vistiendo una vez más con traje de lujo a nuestro béisbol, que es lo mismo que engrandecer a la Patria. En total se enfrentó a 21 hombres, 20 de ellos dominados en forma consecutiva. Realizó 91 lanzamientos y ponchó a cinco sin embasar a ningún rival.

En torneos auspiciados por la Federación Internacional de Béisbol solo se conocía, ——todavía queda como el único—, de un juego perfecto, el que lanzó otro derecho de la capital de la Mayor de las Antillas, Lázaro Valle frente a Sudcorea en la Copa Intercontinental de Puerto Rico, en 1989. Como dato curioso, mucho antes, en el campeonato mundial de 1971, en La Habana, otro derecho, el veloz camagüeyano Juan Pérez Pérez le tiró un desafío de cero jit cero carreras al conjunto que entonces representó a Venezuela.

Martí fue bien respaldado por sus compañeros, quienes con 10 jits fabricaron igual cantidad de anotaciones, seis de ellas en el segundo capítulo cuando, además, aprovecharon el descontrol del abridor Jackson Paz y dos errores de la defensa oponente.

Ahora los dirigidos por el director Rey Vicente Anglada, que hizo muy bien en dejarle el último out de los venezolanos al relevista Jonder Martínez, se medirán al débil conjunto de Tailandia, equipo al que le trabajará el zurdo Arlet Sánchez.

___

Un excelente reporte de Sigfredo Barros en Granma.

Yadel, todo un enigma

Despaigne, primer jit en mundiales. Hoy, día de descanso

Sigfredo Barros
sigfredo.bs@granma.cip.cu

TAIPEI.— Nunca olvidará Yadel Martí la noche del domingo 11 de noviembre, en el estadio Shinchuan. Estuvo a punto de entrar en el libro de récords de las Copas del Mundo, a punto de conseguir el sueño de todo lanzador: un juego perfecto, sin bases, sin errores de la defensa, nadie pisando la primera almohadilla. Despertó de su sueño cuando vio la línea del zurdo Lino Connel picar en territorio de nadie en el jardín derecho.

Su fenomenal victoria 10-0 le dio a Cuba la clasificación en el grupo B en primer lugar y la condición de única invicta de esta XXXVII Copa.

¿Qué le tiró a Connell? ¿De cuáles lanzamientos dependió? Mejor será que el propio derecho capitalino nos lo cuente, todavía con el asombro en el rostro.

"Yo dependo de cuatro lanzamientos, la recta, la slider, la sinker y el split finger. Pero mi mejor lanzamiento, por así decirlo, fue el control. Todos los rompimientos me caían en zona de strike. ¿A qué le dio? A una slider que se me quedó un poquito adentro, el zurdo se enroscó y le dio bien. Sentí mucho ver la bola picar en el right, muy lejos de Urgellés, pero estoy satisfecho porque ahora Cuba está clasificada en primer lugar, lo cual significa que jugaremos la muerte súbita con el cuarto del otro grupo, que es siempre una ventaja".

La hazaña de Yadel, veinte hombres retirados en línea, le permitió a la selección dirigida por Anglada jugar sin presión y decidir frente a los venezolanos desde el mismo capítulo inicial, ayudada por uno de los dos costosos errores cometidos por los profesionales sudamericanos, cuyo abridor, el zurdo Jackson Paz —25 años, relevista con los Tigres de Aragua, en el primer nivel de la Liga Venezolana de Invierno—, duró en el box lo que el clásico merengue a las puertas de un colegio al perder el control por completo y regalar tres boletos en un fatídico segundo acto que vio desfilar a 10 bateadores cubanos y al jardinero central José Aponte dejar caer un fly de Rudy que le picó en los pies.

Pero si Yadel Martí no podrá olvidar esta fecha, tampoco el jardinero Alfredo Despaigne, contento como en día de cumpleaños por su primer jit en un Mundial, un doblete al left que remolcó la novena carrera del partido.

"Estaba molesto por haber fallado varios turnos. Me sentí muy contento cuando vi que la línea picaba en zona buena y Pestano pisaba el home. Sé que tengo una gran responsabilidad sustituyendo a un tremendo pelotero como Giorvis, pero ya rompí el hielo y espero que de ahora en adelante salgan muchos jits más."

Puede afirmarse que a Cuba todo le salió a pedir de boca, desde el anotar las carreras exactas para propinar el nocao con la misma cantidad de jits, hasta ver a Rudy Reyes debutar en sustitución de Olivera y hacerlo bien a la defensa, además de conectar un jit y anotar dos carreras. No recuerdo otra oportunidad en que a una selección cubana de béisbol se le hayan lesionado dos regulares en un evento de alto nivel.

Todo lo contrario fue Venezuela, jugando mal a la defensa y anulada por Yadel a la hora de batear. Fue la cuarta derrota, que la pone contra la pared en la búsqueda de la clasificación.

Hoy será día de descanso general, excepto para los equipos de Taipei de China e Italia, los cuales jugarán el partido pendiente, suspendido por lluvia, de la jornada inaugural. Cuba buscará mañana su sexta victoria ante el conjunto más débil de la Copa, Tailandia.

No comments: