Wednesday, October 12, 2011

Los Aullidos de la Batistiana Loba Feróz

Cuando la medianoche llega y la luna se deja ver claramente, ella se pasea lentamente y cabizbaja por los jardines colindantes a la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica.

La saliva de su frustruación cae lentamente desde sus colmillos y de los labios de su boca torcida.

Los ratones, ratas, lagartijas u otros reptiloides corren desesperados, en una bien harmonizada sinfonía de lamentaciones. Ahí viene, tal parece que ellos dicen. ¡Huyan!

¡Auuu!

No comments: